4 mar. 2015

Escribiendo con imágenes

"Como ilustradora, adoro las palabras. Me gusta cómo señalan con supuesta precisión a su sujeto, y cómo es de mentirosa su “objetividad”, tanto como para poder darle vueltas con una imagen.”
Isol (Marisol Misenta)

La ilustradora checa Kveta Pacovská a los 91 años,
mostrando uno de sus libros en un taller celebrado en Valladolid (España).
Fotografía de Marc Taeger.

La palabra “ilustrar” tiene muchos significados: aclarar, adornar, instruir... Las ilustraciones son imágenes asociadas con palabras que, en muchas ocasiones, aclaran y complementan el contenido de un texto, lo “adornan” y le dan color.  En otros casos, sin embargo, constituyen el propio mensaje que quiere comunicarse, apareciendo sin necesidad de letras o precisando únicamente de unas pocas. La ilustración consiste en representar conceptos a través de imágenes, dando a luz a las ideas, sentimientos y pensamientos de sus creadores. La ilustración es, en sí misma, un arte.


El arte de la ilustración ha existido desde siempre -las pinturas rupestres de los prehistóricos ya eran ilustraciones-, pero no sería hasta el siglo XX cuando se darían las condiciones óptimas para su completo desarrollo: de un lado, el predominio de los movimientos artísticos vanguardistas, que buscaban reinventar y renovar el arte; de otro, las innovaciones tecnológicas en impresión, que favorecieron la difusión de la obra de muchos artistas, así como el auge del libro como regalo. A mitad de siglo (décadas de los 50 y 60), un estilo más expresivo y pictórico se pondría de moda: fue el nacimiento del álbum ilustrado, donde texto e imagen conectaban, complementándose en una misma página. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...